EJECUCIÓN HIPOTECARIA

Ejecución de hipotecaria, se denomina a un procedimiento ejecutivo a través del cual se ordena la venta de un bien inmueble que estaba gravado con una hipoteca por incumplimiento del deudor de las obligaciones garantizadas con la hipoteca.

  • Antes del inicio del procedimiento de ejecución hipotecaria la entidad financiera se pondrá en contacto con nosotros, generalmente a través de burofax, reclamando el pago de la totalidad de la deuda vencida anticipadamente.

Es el momento de intentar negociar.

  • Si no consigue un acuerdo, la entidad financiera podrá optar por iniciar la reclamación y la ejecución tanto por la vía judicial como notarial.
  • Recibirá una notificación de la demanda ejecutiva o un requerimiento notarial de pago de la deuda pendiente total.
ejecucion-hipotecaria

No todo está perdido. Hay formas de poder detenerla, aplazarla y de disminuir la cuantía de la cantidad requerida por la entidad bancaria. Consúltenos, los plazos para poder actuar son muy breves.

En caso de impago de las cantidades debidas en virtud de un préstamo hipotecario (a partir de la publicación de la Ley 1/2013, para que la entidad acreedora pueda dar por vencida toda la deuda y reclamársela judicialmente al cliente, el atraso en el pago debe ser superior a 3 meses), la entidad financiera acreedora puede acudir a un procedimiento judicial de ejecución para recuperar el total de la deuda hipotecaria. Por consiguiente, nunca hay que dejar pasar más de dos cuotas. Al caer en el impago de entre tres y seis cuotas, el banco iniciará un proceso de ejecución hipotecaria con el que nos reclama las mensualidades atrasadas sino la totalidad del préstamo que nos queda por pagar.

Si recibe una demanda de ejecución hipotecaria debe saber que dentro del PLAZO de DIEZ DIAS  hábiles (no se tienen en cuenta sábados, domingos, festivos ni el mes de agosto), contados a partir del día siguiente a la notificación de la demanda y despacho de ejecución por el Juzgado puede alegar motivos de oposición, momento en el que se tiene que poner de manifiesto la inclusión de cláusulas abusivas tales como una cláusula suelo, vencimiento anticipado o intereses y comisiones abusivas. Con ello, conseguiremos disminuir la deuda que nos reclama el banco o bien se ordene el archivo del procedimiento de ejecución (casos minoritarios).

Es muy importante ser conocedor de que la no recepción de las notificaciones judiciales no exime a las personas interesadas de sus responsabilidades, ni alarga los plazos. En caso de que no se notifique en mano, la notificación se realizará por vía de su publicación de edictos (tablones de anuncios de los juzgados) y el procedimiento avanzará sin su conocimiento. Por dicho motivo, es fundamental   atender las notificaciones del juzgado.

Como el plazo es muy corto, si existiera interés en oponerse a la ejecución, hay que, o bien contactar con un abogado lo antes posible, o si se carecen de recursos económicos, solicitar inmediatamente en el Colegio de Abogados de su ciudad los beneficios de justicia gratuita; con lo cual se suspenderá por el Juzgado, el cómputo de dicho plazo hasta que se nombre Abogado y Procurador de oficio.

El deudor hipotecario debe saber que tiene a su disposición múltiples argumentos legales, bien para oponerse a una ejecución hipotecaria en condiciones de viabilidad y que se declare que la deuda sea menor, así como para solicitar  la declaración de nulidad de determinadas cláusulas que a todas luces son abusivas, como cláusulas suelo, redondeo al alza a la hora de determinar el tipo de interés de referencia, pacto de liquidez, etc…, por lo que si Ud. se encuentra incurso en alguna de estas situaciones, desde nuestro despacho podemos ayudarle, ofreciéndole una información de calidad y valorando concretamente los problemas y particularidades de su caso.

Mª Luisa Giménez Vevia

Abogados

Somos abogados y mediadores