NUEVAS MEDIDAS DE PROTECCIÓN

Real Decreto-ley 5/2017, de 17 de marzo, por el que se modifica el Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, y la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social.

El pasado  18 de marzo de 2017 se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 5/2017, de 17 de marzo, de 17 de marzo, por el que se modifica el Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, y la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social.

Por medio de este Real Decreto-ley el Gobierno pretende reforzar la protección de los deudores hipotecarios mediante (i) la extensión del plazo de suspensión de los lanzamientos hasta el 15 de mayo de 2020; (ii) la ampliación del ámbito subjetivo de aplicación de la Ley 1/2013 y del Código de Buenas Prácticas del RDL 6/2012; (iii) la instauración de la posibilidad de arrendar la vivienda ejecutada cuyo lanzamiento ha sido suspendido; y (iv) la encomienda de proponer en un plazo de ocho meses medidas para recuperar la vivienda ejecutada por el deudor hipotecario.

 

Medidas que protegen a los deudores hipotecarios hasta el 2020

Como hemos indicado anteriormente, se amplían y modifican las medidas dirigidas a proteger a los consumidores que están inmersos en una ejecución hipotecaria y en la que la entidad financiera se ha adjudicado la vivienda en garantía del préstamo impagado.

Esta norma trae consigo varias novedades, entre las cuales,  la principal es que se alarga durante 3 años más, es decir, hasta 2020, la suspensión de los lanzamientos para aquellos deudores ejecutados que estén dentro del colectivo de vulnerabilidad afectados por una ejecución hipotecaria siempre que se cumplan con determinados requisitos:

  • Familia numerosa
  • Unidad familiar monoparental con  hijos a cargo (puede ser solo un  hijo)
  • Unidad familiar de la que forme parte un menor, sin límite de edad
  • Unidad familiar en la que haya un miembro con discapacidad superior al 33%, situación de dependencia o enfermedad
  • Unidad familiar en la que exista víctima de violencia de genero
  • Deudor mayor de 60 años

Para beneficiarse de la suspensión del lanzamiento habrán de cumplirse, además,  los requisitos económicos  establecidos  en el art. 1.3 Ley 1/2013, que no han sido objeto de modificación.

Otra novedad que incluye esta norma es la posibilidad de alquiler social de la vivienda adjudicada por la entidad financiera, con un máximo de coste de alquiler que coincida con el 3% del valor de la renta al tiempo de la aprobación del remate; así como también la adopción de medidas (en un periodo máximo de 8 meses por parte del poder legislativo) para facilitar la recuperación de la propiedad por parte de los deudores hipotecarios.

Este arrendamiento tendrá duración anual, pudiendo ser prorrogado hasta un máximo de 5 años a voluntad del arrendatario (del deudor ejecutado). Este plazo podrá ampliarse 5 años más, un total de 10 años, por mutuo acuerdo del ejecutado y el adjudicatario del inmueble. Además, el plazo  para solicitar este arrendamiento es limitado: 6 meses desde la entrada en vigor del RDL 5/2017 si la suspensión del lanzamiento se produjo con anterioridad; o  6 meses desde la suspensión del lanzamiento si ésta fue posterior a la entrada en vigor del RDL.

Por último, la DA segunda del RDL 5/2017 establece que el gobierno, en plazo de ocho meses, propondrá medidas destinadas facilitar la recuperación de la propiedad de la vivienda ejecutada por parte de los deudores que hayan visto suspendido el lanzamiento.  Estas medidas tendrán en cuenta el precio de adjudicación de la vivienda misma, la posibilidad de que se descuenten del mismo una parte de las cantidades satisfechas por el ejecutado para la amortización del préstamo o crédito origen de la ejecución y las mejoras realizadas a su cargo durante el período en el que estuvo suspendido el lanzamiento, así como otros factores que garanticen un precio equitativo en la recuperación de la vivienda, evitando situaciones de asimetría en este proceso.

Si quieres saber más, te  facilitamos el siguiente enlace: enlace al BOE